Esta antigua técnica vuelve a estar de moda (Madonna y Gwyneth Paltrow son fans) menos agresivas que las pinzas consiste en anudar el pelo con el hilo y dar un pequeño tirón.

Olvídate de los arcos pronunciados: conserva su línea natural rellénalas con finísimos trazos con un lápiz al tono y péinalas en sentido ascendente.