Este servicio comienza con una desinfección total de las manos, un posterior limado y maquillaje de las uñas y por último, una hidratación de las cutículas a base de aceite de rosa. Es un servicio rápido y muy efectivo, ideal para aquellas personas que quieran lucir sus uñas perfectas y no dispongan de mucho tiempo libre.