Crema de textura ligera, fresca y suave que se absorbe al instante.

Auxiliar en el tratamiento de brillo facial, manchas indeseables y los primeros signos de la edad.

Gracias a la acción del Aloe Vera, esta crema regula el pH de la piel, tiene acción bactericida y propiedades astringentes mientras que a su vez evita la acumulación de células muertas y regula la acumulación de productos de desecho. De esta forma, permite el libre intercambio de humedad del interior al exterior, evitando así la retención de líquidos y depurando la dermis de los efectos contaminantes de los maquillajes y demás tóxicos.

 

  • Recomendado para pieles con tendencia acneica con primeras arrugas.
  • Capacidad: 50 ml.

Principios Activos: Aloe Vera, Ortiga y Bardana.

Aplicación: Se aplica sobre el rostro y cuello limpios y secos, por la mañana y por la noche.